Como Educar a un Cachorro

Bienvenido a nuestra guía completa, paso a paso, sobre como educar a un cachorro.

 

Recibir a tu nuevo compañero es una experiencia repleta de emociones y expectativas. No obstante, junto con esa alegría, también llega la responsabilidad de educar a tu cachorro adecuadamente.

 

En este artículo, te proporcionaremos un programa completo de entrenamiento para cachorros que abarca todas las etapas de su desarrollo, desde las 8 semanas hasta el primer año de vida, para que sepas como educar a tu cachorro desde que llega a casa.

 

Juntos, lograremos que tu pequeño tenga el mejor comportamiento, y no solo eso, habremos creado las bases para que el día de mañana sea un perro adulto totalmente equilibrado y feliz 

 

Antes de empezar este programa completo para saber como educar a un cachorro, profundicemos en las tres puntos más importantes que debemos de tener en cuenta.

 

Sin estos tres pilares fundamentales, será complicado conseguir nuestros objetivos.

Te animo a que prestes mucha atención al siguiente contenido, ya que es la base de lo que viene después.

 

Tres puntos a tener en cuenta para saber como Educar a un Cachorro

1- Usa premios para adiestrar a tu cachorro

Utilizar premios para educar a tu cachorro es una estrategia altamente efectiva.

 

Cuando el cachorro se esfuerza por conseguir un premio, no solo mantiene toda su atención en ti, sino que también se crea un vínculo muy positivo que refuerza el comportamiento deseado

 

Recuerda una cosa, los premios no siempre tienen por que ser golosinas, o un snack de carne o de pollo, los premios basados en el afecto son igual de poderosos. Unas caricias, un ligero masaje en el cuello o en la base de las orejas, es algo que les encanta. 

 

Algo que tienes que tener en cuenta, es que, nunca debes de abusar de los premios, me refiero a aquellos que sean en forma de alimento, ya que un exceso puede generar sobrealimentación, o incluso, que el cachorro no sepa distinguir entre su comida habitual y el premio. Si le da demasiados premios a lo largo del día, corremos el riesgo de que después no quiera  comer.

 

El uso de premios, fomenta la concentración óptima del cachorro durante las sesiones de entrenamiento, lo cual es fundamental para lograr el éxito.

 

2- Paciencia y Constancia

El proceso de entrenamiento de un cachorro puede resultar desafiante y frustrante para muchos dueños. 

 

Los cachorros son jóvenes y están en pleno proceso de exploración del mundo que los rodea, lo que significa que es natural que cometan errores, se distraigan y pierdan la concentración con facilidad. 

 

Es fundamental comprender que establecer una comunicación efectiva con tu cachorro lleva tiempo y paciencia, por lo que es importante no desanimarse si no se logran resultados inmediatos.

 

Una forma de facilitar el proceso de adiestramiento es mantener un horario constante para tu cachorro. Recomendamos establecer un horario diario que incluya momentos específicos para ir al baño, alimentación, juego, sesiones de entrenamiento y siestas. 

 

Este enfoque ayuda al cachorro a comprender la rutina diaria del hogar, promueve la sensación de seguridad y confianza, proporciona estructura y fomenta el buen comportamiento.

 

3- Practicar mucho

La práctica constante es fundamental para educar a un cachorro

 

Al igual que con cualquier habilidad, la repetición y la consistencia son fundamentales para que tu cachorro aprenda y retenga nuevos comportamientos

 

Incluso los adiestradores más experimentados deben repetir los comandos varias veces antes de que el cachorro los aprenda por completo.

 

Aquí te ofrecemos algunas razones, por las que practicar mucho, es crucial para lograr el éxito en la educación de un cachorro.

 

Down arrow Tu cachorro bien educado para toda la vida, pulsa en el botón Down arrow

Consolidación del aprendizaje:

Cuando practicas repetidamente los ejercicios de entrenamiento con tu cachorro, refuerzas los comportamientos deseados, lo que ayuda a consolidar el aprendizaje.

Refuerzo de la memoria muscular:

La práctica frecuente ayuda a desarrollar la memoria muscular de tu cachorro, lo que le permite responder rápidamente a las señales y comandos que le has enseñado.

Aumento de la confianza:

A medida que tu cachorro practica y tiene éxito en los ejercicios de entrenamiento, su confianza aumenta. Esto fortalece el vínculo entre tú y tu cachorro y fomenta un comportamiento positivo.

Adaptación a diferentes entornos:

La práctica en una variedad de entornos y situaciones ayuda a tu cachorro a generalizar lo que ha aprendido, lo que significa que podrá comportarse adecuadamente en diferentes lugares y contextos.

 

 Programa completo: Como educar a un cachorro según su edad 

 

Es importante leer el contenido completo de este artículo para comprender lo que viene a continuación, ya que todo sigue una secuencia. Aunque tu cachorro tenga una edad superior, no dejes de leer desde el principio. 

 

Comenzaremos explicando cómo educar a un cachorro de 2 meses a 3, y así sucesivamente, hasta el año de edad, cuando será considerado un perro adulto.

 

2 -3 Meses de edad. Como educar a un cachorro de 2 meses a 3 meses de edad

Los primeros pasos

 

A esta edad, muchos dueños traen a casa a su nuevo cachorro. Las primeras semanas serán cruciales para su adaptación y aprendizaje.

 

Desde los 2 meses a los 3 meses de edad,  tu cachorro debería aprender los conceptos básicos como su nombre, buenos modales en casa, presentar algunas órdenes y algo de socialización temprana.

 

Es importante establecer una rutina diaria. Acostumbra a tu cachorro a un horario concreto, que incluya momentos para alimentarse, jugar, pausas para ir al baño, siestas y por supuesto, el entrenamiento.

 

Aquí tenemos algunas pautas claves para esta etapa:

 

1- Como educar a un cachorro para ir al baño.

El entrenamiento de tu cachorro para ir al baño, debe comenzar tan pronto como llegue a casa. Si tu cachorro ha llegado a casa con 2 meses o 3 de edad, es el momento adecuado para que recibalo los primeros entrenamientos, Si el cachorrito tiene mas tiempo, de igual manera hay que ponerse manos a la obra, aunque tendrás que seguir la pauta según su edad.

 

La mejor manera de educar a tu cachorro para ir al baño es incorporando un horario, dónde ir, el lugar correcto y el control de las esfínteres.

 

El programa de entrenamiento para ir al baño, como pauta general, es el siguiente: Toma la edad de tu cachorro en meses y luego divídela por la mitad para determinar cuánto tiempo puede pasar para ir al baño (si tu cachorro tiene 2 meses, tendrás que llevarle a cada hora, si tiene 3 meses le llevarás cada hora y media y así sucesivamente)

 

Para obtener una información mas completa y detallada sobre cómo enseñar a un cachorro a ir al baño, visita nuestro artículo: como educar a un cachorro para ir al baño.

 

como educar a un cachorro para ir l baño
Evita que tu cachorro haga sus necesidades donde no debe

2- Entrenamiento en Jaula o Transportín

No te asustes con la palabra jaula.

 

Para algunas personas, esta palabra está asociada con el maltrato, y podría ser así si se utiliza de manera inapropiada. Sin embargo, cuando se emplea de forma adecuada, la jaula es una herramienta extraordinaria en el adiestramiento y la educación canina, y tu cachorro puede beneficiarse enormemente de su uso.

 

Las jaulas proporcionan un espacio seguro y acogedor para el cachorro, simulando la sensación de un refugio natural. Esto ayuda a que el cachorro se sienta protegido, reduciendo el estrés y la ansiedad.

 

Además, las jaulas son útiles para prevenir comportamientos destructivos y peligrosos cuando el cachorro no puede ser supervisado.

 

También son eficaces para el entrenamiento general y resultan muy importantes para que el cachorro desarrolle el control de los esfínteres, lo que puede ahorrarte muchos dolores de cabeza.

 

El momento adecuado para educar a un cachorro con jaula es entre los 2 meses y los 3 meses de edad, pero se puede empezar mas tarde, solo tendrías que adaptar las pautas a su edad correspondiente.

 

Para aprender cómo educar a un cachorro de forma adecuada con el uso de la jaula, te invitamos a visitar nuestro artículo Como educar. aun cachorro para ir al baño.

 

3- Uso de corral o parquecito para perros

El uso de un corral o parquecito para perros puede ser una alternativa útil en la educación temprana del cachorro. Sin embargo, recomendamos recurrir a él solo en caso de que el entrenamiento en jaula no sea factible, debido a limitaciones de tiempo u otras circunstancias.

 

El uso del corral o parquecito para perros puede también ser una opción complementaria a la jaula en ciertos casos, por ejemplo, cuando necesitamos estar ausentes durante varias horas y no podemos llevar al cachorro con nosotros. Es preferible que el cachorro permanezca protegido dentro del parquecito o corral, donde tendrá su cama, juguetes y lugar designado para hacer sus necesidades, en lugar de tener libre acceso por toda la casa.

 

En muchas ocasiones, las personas deben ausentarse por horas debido al trabajo u otros compromisos, convirtiendo al parquecito o corral en una herramienta indispensable para mantener al cachorro en un ambiente seguro y cómodo.

 

Es importante reconocer que tanto la jaula como el parquecito tienen sus propias utilidades y pueden ser necesarios en diferentes situaciones. Sin embargo, en lo que respecta al entrenamiento del cachorro, la jaula sigue siendo preferible al corral o parquecito para perros.

 

Una vez que tu cachorro haya controlado completamente los esfínteres, el parquecito será una herramienta maravillosa.

 

4- El reconocimiento del nombre

A esta edad, de los 2 a los 3 meses, será cuando tu cachorro aprenderá su nombre, y una vez que lo haga, no lo olvidará en toda su vida.

 

Cuando interactues con tu cachorro, di su nombre durante todo el día y llama su atención mientras dices su nombre.

Para ayudar a fomentar el contacto visual, acerca un trozo de comida a tus ojos mientras le llamas por su nombre, y recompénsalo cuando te mire. 

 

Si eres constante, el cachorro habrá aprendido su nombre en un máximo de 3 días.

 

5- Redirigir la mordida

Los cachorros de 2 meses a 3 tienen una tendencia natural a morder, y a menudo eligen como objetivo las manos, dedos, ropa y zapatos de sus dueños, así como otros objetos cercanos. Este comportamiento es completamente normal ya que están en una etapa de exploración activa del mundo que les rodea.

 

Además, durante esta fase, están experimentando el proceso de dentición, lo que puede intensificar su necesidad de morder.

 

Los dientes de leche están en pleno desarrollo durante los primeros 6 meses de vida del cachorro, y este proceso puede resultar incómodo para ellos, lo que aumenta su tendencia a morder.

 

Como dueños responsables, es nuestra tarea redirigir este comportamiento. Es crucial enseñarles desde una edad temprana qué está permitido morder y qué no lo está. Introducir juguetes apropiados para masticar y desviar su atención hacia ellos puede ayudar a enseñarles alternativas adecuadas para satisfacer su necesidad de morder.

 

Si deseas obtener más información sobre cómo abordar este comportamiento, te recomendamos que consultes nuestro artículo «¿Por qué mi cachorro me muerde?» donde encontrarás consejos prácticos para manejar esta situación de manera efectiva.

 

como educar a un cachorro redirigir la mordida
Redirije la mordida del cachorro cuando muerda lo que no debe.

6- Comandos Básicos de Obediencia:

¿Cómo educar a un cachorro de 2 a 3 meses en los comandos básicos?

 

Los primeros comandos que aprenderá tu cachorro son «ven» y «siéntate».

 

Estos dos comandos los usaras probablemente todos los días durante el resto de su vida, por lo que es importante empezar cuanto antes, entre los 2 y los 3 meses de edad.

 

Te recomendamos introducir estos comandos durante la hora de la comida. Aquí te dejamos dos ejemplos:

 

– Comando «Ven»: Durante la hora de comer, toma un poco de comida en tu mano y permite que tu cachorro la huela. Luego, comienza a alejarte de él, diciendo «ven» y ofreciéndole la comida con la mano extendida. Recompénsalo con un «¡Muy bien!» cuando obedezca y le des la comida. Con el tiempo, podrás alejarte más mientras tu cachorro espera la orden.

 

2- Comando «Siéntate»: Muestra la comida a tu cachorro y arquea tu mano sobre su cabeza, más allá de la parte superior de su cabeza, diciendo «siéntate». Cuando su trasero toque el suelo, felicítalo con un «¡Muy bien!» y dale la comida como recompensa.

 

Cuando utilizas la comida como incentivo, tu cachorro aprende los comandos básicos de manera divertida y comprende la importancia de las recompensas en el proceso de entrenamiento.

 

7- Socialización Temprana:

La socialización temprana es esencial para el desarrollo saludable de un cachorro. No se puede tener un cachorro bien educado si no ha sido previamente socializado.

 

La socialización comienza en el hogar, donde el propietario desempeña un papel crucial al presentar al cachorro a familiares, a otras mascotas que pueda haber en casa y a los amigos más cercanos. Estas interacciones permiten al cachorro establecer lazos afectivos y confianza con quienes formarán parte de su vida diaria.

 

La interacción con personas conocidas ayudará al cachorro a desarrollar habilidades sociales importantes, como la comunicación y la capacidad de relacionarse adecuadamente. Además, preparará al cachorro para enfrentar nuevos desafíos sociales y ambientales fuera del hogar con confianza y seguridad.

 

Si quieres saber mas a cerca de la socialización de un cachorro, visita nuestro artículo: Como socializar a un cachorro

 

como educar a un cachorro el uso de premios
Utiliza los premios para educar a tu cachorro

3-4 Meses de edad. Como educar a un cachorro de 3 meses a 4 meses de edad.

A partir de los 3 meses de edad, una vez que el cachorro haya recibido las vacunas principales, tu pequeño comenzará a descubrir el mundo que le rodea.

 

A los 3 meses de edad, será importante sacar a tu cachorro a la calle para socializarlo. No esperes más, ya que esta es la edad ideal para comenzar este proceso.

 

Aquí damos las claves para la etapa de los 3 a los 4 meses de edad:

 

1- Presentar a tu cachorro la correa, el collar, arnés

Con tres meses de edad e incluso un poco antes, puedes empezar a familiarizar a tu cachorro con estas herramientas. Recuerda que en cuanto tu cachorro tenga puesta su última vacuna, tendras que sacarlo a la calle para socializarlo, no esperes más ya que es la edad ideal para comenzar.

 

Si aún no has decidido si usar collar o arnés para tu cachorro, te recomendamos visitar nuestro enlace «Collar o Arnés: ¿Qué es mejor?» donde ofrecemos algunas claves para ayudarte a tomar la decisión.

 

Introducir a tu cachorro al collar o arnés es un paso crucial en su entrenamiento, ya que estas herramientas serán fundamentales para paseos y actividades al aire libre.

 

El proceso de familiarización con el collar o arnés comienza en casa. Es importante permitir que tu cachorro se acostumbre gradualmente a estas herramientas en un entorno familiar y seguro.

 

Puedes dejar que tu cachorro use el arnés o el collar dentro de casa mientras supervisas su reacción. Esto le dará la oportunidad de explorar las sensaciones y el peso de estas herramientas.

 

Observa cómo reacciona tu cachorro mientras lleva puesto el collar o arnés y la correa. Si muestra incomodidad o resistencia, sé paciente y continúa con el proceso gradualmente.

 

Puedes simular paseos en casa para que se acostumbre al collar o arnés antes de salir a la calle. Esto evitará posibles resistencias o miedos durante los paseos al aire libre.

 

Ofrece recompensas y elogios cuando tu cachorro se adapte positivamente al collar o arnés y la correa, para que asocie estas herramientas con una experiencia positiva.

 

Recuerda que el objetivo es que tu cachorro se sienta cómodo y seguro con el collar o arnés, lo que facilitará los paseos y actividades al aire libre en el futuro.

 

Continúa con la socialización.

A partir de los tres meses de edad, una vez que tu cachorro haya completado sus vacunas principales, es crucial llevar la socialización a otro nivel.

 

Introdúcelo a una variedad de personas de diferentes edades y géneros. Permite que explore y busque relaciones por sí mismo, pero mantén una supervisión atenta para prevenir situaciones negativas.

 

Acostúmbralo a los sonidos cotidianos y a diferentes texturas. Permítele caminar sobre hierba, tierra, arena y explorar sin peligro.

 

Recuerda siempre que la calidad de las interacciones es más importante que la cantidad.

Eventualmente, se encontrará con niños enérgicos o perros poco amigables, pero es mejor evitar estos encuentros al principio de su socialización.

 

Si consigues esto, que realmente es muy fácil, tu cachorrito estará muy interesado en volver a repetir la experiencia y desarrollará una actitud positiva hacia el mundo que lo rodea.

 

Practíca el control de los impulsos

Trabajar en el control de los impulsos con tu cachorro entre los 3 y 4 meses de edad es extremadamente beneficioso.

Aprender a controlar los impulsos desde temprano es fundamental para su desarrollo hacia una vida adulta equilibrada.

 

Los cachorros, por naturaleza, tienden a ser impulsivos, lo que puede llevarlos a comportamientos destructivos y a una vida agitada. Sin embargo, mediante el entrenamiento, puedes ayudar a tu cachorro a reducir esta impulsividad y desarrollar una madurez sorprendente para su edad.

 

Una forma de practicar esto es enseñarle a esperar pacientemente antes de comer. Puedes lograrlo haciendo que se siente tranquilamente mientras le sirves su comida, y luego permitirle que coma solo cuando le des la orden de hacerlo.

 

El control de los impulsos es clave para una educación canina exitosa.

 

Introduce comandos nuevos

Comienza por extender gradualmente la duración de los comandos que tu perro ya ha aprendido, como ‘¡ven!’ y ‘¡siéntate!’. Por ejemplo, pídele que se quede sentado por períodos más largos antes de darle la orden de venir.

 

A medida que tu cachorro crece, puedes prolongar gradualmente la duración de cada comando, lo que contribuirá a manejar sus impulsos durante más tiempo.

 

Introduce nuevos comandos como ‘tacón’, para que el cachorro camine a tu lado, ‘¡abajo!’, para que se acueste, ‘¡quieto!’, para que permanezca en su lugar, y ‘¡déjalo!’, para que deje de hacer algo que esté haciendo.

 

Practíca estos ejercicios diariamente, utilizando recompensas de comida y caricias combinadas.

 

Tu cachorro puede aprender estos comandos entre los 3 y los 4 meses de edad, siempre y cuando se haya establecido la base de entrenamiento  descrita anteriormente, entre los 2 y los 3 meses de edad.

 

4-6 Meses de edad. Como educar a un cachorro de 4 meses a 6 meses de edad

A partir de los 4 a 6 meses de edad, tu cachorro estará listo para seguir órdenes incluso en entornos públicos.

 

Es crucial continuar con su socialización durante este período, un aspecto que nunca debe descuidarse

 

Avance en las ordenes de entrenamiento

Comienza a practicar las ordenes con tu cachorro, fuera de casa, lejos de su espacio de confort.

 

A medida que tu cachorro progrese, comienza a aumentar la distancia y  la duración de las sesiones de entrenamiento.

 

Entre los 4 y los 6 meses, comenzaremos poco a poco el adiestramiento en lugares que puedan suponer un motivo de distracción,  con ello, conseguiremos aumentar la concentración de nuestro cachorro. 

 

Extiende los paseos

A medida que tu cachorro crece, su necesidad de ejercicio también aumenta. Es el momento perfecto para extender los paseos y juegos, proporcionándole la actividad física adicional que necesita.

 

Disminuye gradualmente las recompensas de alimento

Haz que tu cachorro haga mas ejercicios o cumpla mas ordenes entre recompensa y recompensa.

 

Ofrécele un menor numero de recompensas de alimento y amplia los elogios y el afecto con mas caricias, mas juegos y cosas que le hagan sentir bien.

 

6 meses - 1 año. Como educar a un cachorro entre los 6 meses y 1 año de edad

Tu cachorro entra en una fase de adolescencia, no debes de bajar la guardia.

 

A estas alturas, tu cachorro debe de conocer todas las ordenes básicas, tener una base solida de entrenamiento para ir al baño y estar perfectamente socializado.

 

Continúa reforzando los comandos.

Comienza a aumentar la distancia entre tu y tu cachorro a medida que practica las ordenes y haz que las ordenes se mantengan por periodos de tiempo más largos.

 

Entrena cada vez mas tiempo con tu cachorro en lugares donde pueda haber distracciones para aumentar su nivel concentración 

 

Posible retroceso temporal en su comportamiento

Durante esta etapa, e incluso un poco antes, es posible que notes un retroceso en el comportamiento de tu cachorro. No te preocupes, es solo una fase de la adolescencia canina que puede resultar un poco desafiante de manejar.

 

Permanece firme en los ejercicios y aumenta las recompensas basadas en el afecto, esta fase pasará pronto.

 

Scroll al inicio
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso   
Privacidad